Cáncer de próstata: La prevención es la clave

José Enrique Duarte Novo

El cáncer de próstata se puede detectar de manera precoz

Cuando hablamos de problemas de próstata o padecimiento prostático, como el cáncer de próstata, lo asociamos a envejecimiento. Puesto que el tamaño de la próstata aumenta de forma gradual, a lo largo de la vida del hombre, especialmente a partir de los 40 años. Este crecimiento oprime a la uretra provocando dificultad al paso de la orina y dando lugar a los síntomas más habituales:

  • Flujo urinario débil y lento
  • Goteo postmiccional
  • Aumento de la frecuencia urinaria sobre todo por la noche
  • Sensación de no vaciado vesical completo
  • Imperiosidad
  • Incontinencia

Esta sintomatología se produce por el crecimiento de la próstata, pero este crecimiento no siempre tiene características benignas, por eso la detección y el tratamiento temprano aumentan las posibilidades de curación del cáncer de próstata y otras patologías vinculadas a ella.

Por ello, a partir de los 45-50 años, es recomendable realizar un examen prostático anual y un análisis de sangre que contenga el PSA, de cara a detectar un cáncer de próstata de manera precoz.

El informe Las cifras del cáncer 2022, elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), estima que el año pasado se registraron más de 30.000 nuevos casos de cáncer de próstata en España. Lo que confirma a este tipo de cáncer como el más común en nuestro país entre los varones.

De ahí que sea fundamental acudir a un especialista en Urología para diagnosticar de manera precoz los problemas de próstata. En especial, cuando nos referimos a aquellos pacientes que presentan un alto riesgo de cáncer de próstata, y cuyo control debe iniciarse a los 40 años.

A continuación, vamos a responder a cuatro preguntas formuladas por pacientes en torno a la detección y tratamiento del cáncer de próstata.

PSA: Antígeno prostático específico

Buenos días Doctor, mi médico me hace un análisis de sangre con el PSA todos los años, y en el último me dijo que había aumentado y que tendrían que hacerme una biopsia de próstata, pero a mi no me duele nada, ¿es preciso que la realice?

El PSA es una proteína producida por las células de la próstata, que puede estar elevada en situaciones no malignas, como prostatitis o hiperplasia benigna de la próstata. En cuanto a la sintomatología, el cáncer de próstata en su fase inicial no tiene porque producir síntomas.

Entonces, si ese PSA se ha repetido y persiste elevado para su edad, o si la determinación del cociente PSA libre/PSA total está alterado, aunque no tenga síntomas, debe realizar una biopsia de próstata.

Alternativas a la biopsia prostática

Tengo 58 años, ya me han realizado dos biopsias de próstata y mi PSA sigue subiendo. Me han dicho que tengo que realizar una tercera biopsia. ¿No hay ningún otro método para descartar un cáncer de próstata?

Uno de los aspectos más controvertidos a la hora de tratar los problemas de próstata es la disquisición en torno a cuándo se debe repetir la biopsia y hasta cuántas veces se debe repetir.

Si a pesar de las biopsias prostáticas de repetición, sigue existiendo la sospecha clínica de cáncer de próstata, en el Hospital San Rafael de A Coruña, realizamos una resonancia magnética, para investigar la posibilidad de un cáncer en la zona anterior o bien para delimitar el área sospechosa a biopsiar.

En España se registran 30.000 nuevos casos de cáncer de próstata

El tratamiento del cáncer de próstata

Me han diagnosticado un cáncer de próstata y me tengo que operar, pero según tengo entendido con esa cirugía puede uno quedar con incontinencia y con impotencia

Esos son dos de los riesgos específicos de la cirugía del cáncer de próstata. De ahí que gracias a los avances científicos y tecnológicos se hayan desarrollado otras alternativas de tratamiento menos agresivas.

Cada vez más, se recurre a la cirugía por vía laparoscópica y a la cirugía robótica, ya que estas alternativas disminuyen los efectos negativos sobre la erección y sobre la continencia y el empleo de técnicas mínimamente invasivas facilita la recuperación del paciente.

La opción de tratamiento elegida debe ser individualizada y consensuada con el paciente, en función de su edad, sus antecedentes y la comorbilidad asociada.

Chequeo prostático

Mi médico me recomendó hacer un chequeo prostático: ¿En qué consiste?

En el chequeo prostático realizamos una exploración, un análisis de sangre con cifras de PSA y una ecografía prostática, donde se valora el tamaño de la próstata en relación a los valores de PSA.

La exploración consiste en un tacto rectal que nos permite saber si está aumentada, si es irregular o si tiene zonas duras, que serían sugestivas de malignidad.