Sin miedo a la anestesia: ¿qué riesgo anestésico existe?

César Bonome González

Existe un porcentaje de pacientes que tienen temor o pánico a ser anestesiados. Los motivos son muy variados: desde miedo a perder la consciencia, a despertar durante la intervención o a que se le produzca algún daño o muerte. Sin embargo, aunque existe un riesgo real a cualquiera de estas complicaciones, en la actualidad, los avances en la formación de los anestesiólogos logrando que sean especialistas altamente cualificados, el desarrollo de nuevas tecnologías, los nuevos fármacos más seguros y la protocolización de los procedimientos hacen que la incidencia de estas sea excepcional y se disminuyan el riesgo anestésico.

Los médicos especialistas en anestesiología saben reconocer el riesgo anestésico y quirúrgico de cada paciente, y así informar y tranquilizar antes de su procedimiento quirúrgico.

El doctor César Bonome González, especialista en Anestesiología y Reanimación del Hospital San Rafael de A Coruña, responde en este consultorio a algunas preguntas acerca del riesgo anestésico, tanto en la anestesia general, regional o local.

Despejando todas las dudas sobre el riesgo anestésico

Doctor, he visto una película titulada “Awake” que era terrorífica, los pacientes estaban conscientes durante la anestesia y sentían cuando les cortaban, oían las conversaciones de los cirujanos … ¿Puede suceder esto en la realidad?

Aunque a veces la realidad puede superar a la ficción, esta película es un poco exagerada. Si bien es cierto que se producen casos de despertar durante la anestesia, es difícil que sean tan traumáticos, pues únicamente se suelen producir durante algún período de tiempo durante la intervención. Estos suelen ser al finalizar la misma o en algunas circunstancias puntuales en que el mantenimiento vital limita al anestesiólogo la administración de fármacos anestésicos. Así, es más frecuente en la cirugía cardíaca, obstétrica o en el paciente politraumatizado, donde para mantener estable al paciente se disminuye la administración de fármacos anestésicos.

En la actualidad, la incidencia de despertar intraoperario es inferior a 1 por 1000 anestesias, los anestesiólogos son conscientes de ello y disponemos de tecnologías para conocer en nivel de profundidad de la anestesia y el grado de dolor, además de fármacos y agentes anestésicos muy seguros para disminuir el despertar e incluso tecnologías para determinar si el paciente está correctamente analgesiado.

Gracias a todo esto el despertar intraoperatorio es realmente excepcional y, en caso que se produzca, se suele limitar a una simple percepción o que en el momento de despertar no tenía fuerza suficiente…, En conclusión, este riesgo anestésico es real, se han producido casos muy dramaticos, pero en la actualidad este problema suele tener poca incidencia y cuando sucede la trascendencia no suele ser muy importante.

Dr. Bonome, tengo 50 años y me tienen que hacer una colonoscopia, el doctor que me hace la endoscopia me dijo que ya me sedaba en su consulta y yo tengo dudas sobre si eso es seguro, porque otros médicos me dijeron que si quería sedación tenía que ser en el hospital y por anestesistas.

La sedación es una práctica anestésica que los anestesiólogos realizamos frecuentemente, consiste en administrar fármacos que habitualmente hacen perder la consciencia. Sin embargo y en ocasiones, deprimen la ventilación de tal forma que nos vemos obligados a realizar alguna maniobra de soporte vital para controlar esta depresión y evitar un riesgo anestésico y que no tenga ninguna consecuencia clínica.

Desde mi punto de vista, la sedación para cualquier procedimiento médico que incluya la pérdida de consciencia debería ser realizada por especialistas en anestesia, sin embargo, algunas sociedades médicas como la de los especialistas en aparato digestivo acreditan a sus especialistas con cursos y diplomas para que puedan realizar sedaciones profundas fuera de un entorno quirúrgico.

Con una buena organización que incluya, además de a un médico con experiencia clínica abalada en sedación, manejo de la vía aérea y en reanimación cardiopulmonar, como mínimo una enfermera con experiencia en la administración de fármacos sedantes, monitorización del paciente y en reanimación cardiopulmonar que se encargue de vigilar al paciente mientras se le realiza en procedimiento endoscópico.

Desconozco la organización de la sala de endoscopia donde le han citado, sin embargo aunque en algunos centros hospitalarios se realizan sedaciones por médicos no especialistas en anestesia, se suelen tener a estos a disposición por si existe alguna complicación que no son capaces de resolverla. En conclusión, y desde m punto de vista, creo que si la sedación se la realiza un anestesiólogo no debería usted nada que temer. Sin embargo, si no existe una organización con médicos no anestesiólogos muy experimentados en sedación, no se debería realizar este procedimiento fuera de un entorno hospitalario, pues habría mayor riesgo anestésico.

Doctor, tienen que operar a mi madre que tiene 85 años de un cáncer de colon y el cirujano me dijo que a lo mejor no aguantaba la anestesia, ¿cree usted que debería operarse?

Hace años cuando la anestesiología era una especialidad médica reciente, la mortalidad en pacientes de alto riesgo por tener un estado de salud comprometido era muy elevada y esa frase de que no se sabía si «iba a aguantar la anestesia» era habitual y solía ser acertada. Sin embargo, en la actualidad los pacientes de alto riesgo quirúrgico y de edad avanzada tienen una mortalidad asociada a la anestesia mínima y que la mortalidad se asocia más a complicaciones cardiovasculares o respiratorias en el período postoperatorio que durante la intervención quirúrgica.

Incluso me atrevería a decir que hay pacientes que tienen más probabilidad de vivir mientras están anestesiados que cuando los anestesiólogos dejan de ejercer acciones sobre ellos.

El riesgo anestésico quirúrgico se lo va a especificar el anestesiólogo durante la valoración preoperatoria y de forma más precisa cuando valore su estado actual de salud y sus enfermedades previas en relación al procedimiento quirúrgico al que se vaya a someter. En conclusión, espere a la valoración del anestesiólogo sobre su riesgo anestésico y su opinión acerca de la probabilidad de complicaciones perioperatorias y añádale los comentarios del cirujano acerca de la complejidad de procedimiento quirúrgico y su incidencia de complicaciones a corto y medio plazo, así tendrá un riesgo aproximado del procedimiento quirúrgico.

Me van a realizar una artroscopia de hombro y un amigo mío me ha dicho que cuando se la hicieron, después de la intervención y nada más despertar tuvo un dolor insoportable y que jamás se lo volvería a hacer, estoy muy asustado porque en la próxima semana me la van a realizar.

Existen intervenciones sencillas que no son muy agresivas como puede ser una simple artroscopia, pero para su realización se introduce líquido en su interior y se distiende la articulación, además de liberar adherencias… de tal forma que el período postoperatorio, sobre todo las primeras 24 – 48 horas el dolor puede ser muy intenso.

Sin embargo, usted puede tener un postoperatorio libre de dolor si los anestesiólogos le realizan alguna técnica locorregional adicional, bien con un bloqueo interescalénico, supraescapular… que prácticamente le deje totalmente “anestesiado” ese hombro y que le permitan tanto su movilidad y rehabilitación como un dolor postoperatorio mínimo.

En la valoración preanestesica con los anestesiólogos pregúnteles si va a tener o no dolor postoperatorio y que técnica analgésica le van a realizar, eso le va a tranquilizar, perderá el miedo a la intervención y al dolor postoperatorio.