4 tipos de lesiones de la mano y sus tratamientos

José Ángel Álvarez Jorge

Las lesiones de la mano están ligadas a un importante porcentaje de accidentes laborales

La mano constituye el órgano efector y sensible por excelencia y el más importante nexo de unión entre las personas y su entorno. Casi todo lo hacemos con nuestras manos, resulta pues innegable la gran repercusión psicológica que se produce en el paciente que sufre lesiones de la mano. Ya que en los casos más graves se convierte en un dependiente total que no puede trabajar, pierde libertad y hasta su intimidad.

Las causas de las lesiones de la mano pueden ser muy diversas:

  • Inflamatorias, como la artritis.
  • Degenerativas, como la artrosis.
  • Atrapamientos nerviosos, como el túnel carpiano.
  • Y, fundamentalmente, traumatismos.

Los accidentes que provocan lesiones de la mano son muy frecuentes, llegando a suponer el 5% del total de las urgencias que entran en un gran hospital.

En el ámbito laboral, las lesiones de la mano están asociadas al 30% de los accidentes y de ellos hasta el 20% implican bajas laborales prolongadas con riesgo de desarrollar secuelas y discapacidades.

La cirugía reconstructiva y el tratamiento de las lesiones de la mano

Por ello, el elevado número de lesiones de la mano debería llevarnos a la reflexión y al estudio de cómo ofrecer la mejor y más rápida asistencia terapéutica, así como a impulsar mecanismos preventivos más eficaces.

La mayor preocupación de cualquier paciente que sufre lesiones de la mano es «¿podré volver a trabajar en lo mío? y ¿cuándo?»

El resultado del tratamiento de una mano traumatizada depende en gran medida de la primera atención que se presta ya en la sala de urgencias, llegando a condicionar el pronóstico y la gravedad de las secuelas.

La cirugía reconstructiva de la mano se ha constituido como una verdadera subespecialidad dentro de la Cirugía Plástica y Reparadora, desarrollada por cirujanos con capacitación específica en este ámbito, con la finalidad de desarrollar y aplicar los procedimientos más avanzados a las manos afectadas por un traumatismo.

Pocas especialidades médicas y quirúrgicas han tenido en los últimos años un avance tan prodigioso como la cirugía reconstructiva de la mano. Las causas de dichos progresos son múltiples, destacando especialmente el desarrollo y aplicación clínica de las técnicas de microcirugía, que han revolucionando por completo la cirugía plástica reconstructiva.

A continuación, vamos a responder a cuatro preguntas formuladas por pacientes que giran en torno a cuatro tipos de lesiones de la mano.

Lesión en el nervio colateral del dedo índice

Hace 1 semana que me he clavado un objeto punzante en la palma de la mano que apenas sangró y curó espontáneamente en unos días por lo que no le di importancia. Desde entonces no siento bien la mitad del dedo índice pero lo muevo perfectamente. ¿Podría decirme qué me pasa y qué debo hacer?

Seguramente tuvo la mala suerte de lesionarse un nervio colateral del dedo índice.

Este tipo de lesiones pueden pasar inadvertidas al principio del traumatismo especialmente si la herida es pequeña y no daña otras estructuras como los tendones.

Es necesario que acuda a un cirujano de la mano para que explore la lesión. De confirmarse el diagnóstico, se requeriría tratamiento quirúrgico para reparar el nervio afectado y poder recuperar la sensibilidad.

Osteonecrosis del hueso semilunar

Soy un estudiante de 24 años y desde hace 2, siento dolor en la muñeca derecha que ha ido empeorando progresivamente. He ido a urgencias de un hospital y me hicieron una radiografía que resultó ser normal, me recetaron antiinflamatorios y reposo pero me sigue doliendo. Jugaba al tenis ocasionalmente pero ahora ya no puedo por el dolor.

El dolor en la muñeca sin antecedente traumático relevante en un paciente joven requiere un estudio pormenorizado con la finalidad de establecer un diagnóstico preciso.

Una posible causa del dolor podría ser una osteonecrosis del hueso semilunar o enfermedad de Kienböck. En esta enfermedad, el hueso semilunar que ocupa el centro de la muñeca recibe poca irrigación y poco a poco se va deteriorando su interior.

De esta forma, pierde consistencia, se vuelve frágil y existe riesgo de colapso con lo que dañaría de forma irreparable toda la estructura de los huesos de la muñeca.

Por ello, es importante establecer un diagnóstico precoz. Las radiografías convencionales no son útiles en fases iniciales y solamente la resonancia magnética RNM puede detectar cambios en fase temprana en el interior del hueso. El tratamiento en fases tempranas es quirúrgico y puede ser reconstructivo evitando la progresión de la enfermedad, mientras que en los casos avanzados solamente existen opciones paliativas.

El síndrome del túnel carpiano es un tipo de lesiones de la mano que se puede tratar

Rizartrosis

Soy una mujer de 58 años y trabajo de modista. Desde hace años tengo dolor en las manos especialmente en el pulgar que empezó lentamente pero ahora aumentó y me obliga a tomar antiinflamatorios de forma habitual. Desde hace unos meses se empezó a deformar el pulgar apareciendo como una giba en el dorso y apenas tengo fuerza. Mi médico me dice que tengo artrosis. ¿Tiene algún tratamiento? ¿Podré seguir con mi trabajo?

Existe la posibilidad de que tenga una rizartrosis. Es decir, una artrosis que afecta a la articulación trapeciometacarpiana en la base del pulgar.

El diagnóstico de este tipo de lesiones de la mano es clínico y radiológico y en función del grado de la afectación el tratamiento podría ser ortopédico o quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico tiene como objetivo el alivio del dolor y consiste esencialmente en eliminar el hueso afectado, el trapecio. Se realiza una artroplastia implantando una prótesis o bien empleando un tendón para estabilizar el pulgar y rellenar el espacio que deja el hueso.

En casos más avanzados, la simple eliminación del trapecio ya mejora los síntomas. Se trata de una cirugía paliativa por lo que las expectativas funcionales de la misma son limitadas. Aunque puede no mejorar la fuerza, sí lo hace el dolor, por lo que sería posible continuar con su trabajo después del tratamiento.

Síndrome del túnel carpiano

Soy una mujer de 45 años que trabajo de administrativa por lo que paso mucho tiempo en el teclado del ordenador. Hace meses que tengo sensación de hormigueo en las puntas de los dedos y sensación de calambres especialmente por las noches. Me ha dicho mi médico de familia que podría tener un síndrome del túnel carpiano y que necesito hacerme una electromiografía. ¿Podría decirme si es correcto lo que me propone?

Absolutamente correcto. Los síntomas que describe son típicos de un síndrome del túnel carpiano, que se produce por la compresión del nervio mediano en la muñeca.

Para apoyar el diagnóstico clínico se requiere una electromiografía, una prueba que detecta si la conducción del nervio está alterada y en qué medida.

En función de los resultados y los datos clínicos se plantean las opciones de tratamiento, que pueden ser conservadoras en casos leves o la cirugía en los más graves. El tratamiento quirúrgico suele ser muy eficaz y consiste en la descompresión del nervio mediano a nivel del canal del carpo.